Subcategorías

  • Laminadoras-montadoras

    Una herramienta clave para garantizar la entrega de productos laminados de alta calidad y durabilidad es la laminadora-montadora de papel de gran formato. En el contexto de la imprenta y el manipulado del papel, este equipo sofisticado y de gran escala tiene un papel crucial en la mejora y protección de impresiones de gran formato.

    Usos y funcionamientos de laminadoras-montadoras

    Una laminadora-montadora es una máquina de alta capacidad diseñada para aplicar una capa protectora de laminado a impresiones de gran formato y, simultáneamente, montar estas impresiones en un soporte rígido. Estas máquinas permiten el laminado y montaje en un solo paso, ahorrando tiempo y recursos, y garantizando una alta calidad y consistencia.

    La aplicación de la laminadora-montadora de papel de gran formato es extensa, desde la industria gráfica hasta la señalización y la publicidad. Este equipo es indispensable para la producción de carteles publicitarios de gran formato, gráficos de exposición, material de punto de venta (POS), señalización exterior e interior, y obras de arte de gran tamaño. En resumen, cualquier impresión de gran formato que requiera protección adicional y presentación mejorada se beneficiará del uso de una laminadora-montadora.

    El funcionamiento de una laminadora-montadora de papel de gran formato implica varios pasos. En primer lugar, el documento impreso de gran formato se alimenta en la máquina. Simultáneamente, la lámina de laminado se desenrolla y se alimenta en la máquina, donde se aplica a la impresión utilizando calor o presión, dependiendo del tipo de laminadora.

    Posteriormente, el documento laminado se adhiere a un soporte rígido, como cartón pluma, PVC o aluminio. Este proceso de montaje se lleva a cabo mediante rodillos de presión que aseguran una adhesión uniforme y sin burbujas entre la impresión y el soporte. Finalmente, el documento laminado y montado se recorta si es necesario y se retira de la máquina.

    Tipos de Laminadoras-montadoras: de laminado en frío y laminado en caliente

    Existen dos tipos principales de laminadoras-montadoras, según el método que utilizan para aplicar el laminado: laminado en frío y laminado en caliente.

    Las laminadoras-montadoras de laminado en frío utilizan la presión para adherir el laminado a la impresión. Estas máquinas son ideales para materiales sensibles al calor que pueden dañarse con las altas temperaturas del laminado en caliente.

    Por otro lado, las laminadoras-montadoras de laminado en caliente utilizan calor para fundir un adhesivo en el laminado, que luego se adhiere a la impresión. Este método proporciona una mayor durabilidad y protección contra la humedad y la luz ultravioleta, aunque puede no ser adecuado para todos los materiales.

    Mantenimiento e integración con otras máquinas

    El mantenimiento de una laminadora-montadora de papel de gran formato es esencial para garantizar su rendimiento y longevidad. Esto implica la limpieza regular de los rodillos para eliminar cualquier residuo de adhesivo, la verificación y el ajuste de la presión y la temperatura según sea necesario, y la inspección regular de todas las partes móviles para garantizar su correcto funcionamiento. Es importante seguir las instrucciones del fabricante para el mantenimiento específico de la máquina.

    Las laminadoras-montadoras de papel de gran formato pueden integrarse fácilmente con otros equipos de manipulado de papel. Por ejemplo, pueden trabajar en conjunto con plotters de corte para cortar la impresión laminada y montada a la medida exacta. Además, algunas laminadoras-montadoras pueden conectarse a impresoras de gran formato, permitiendo un proceso de producción ininterrumpido desde la impresión hasta el laminado y montaje.

    Comprar laminadoras-montadoras para las artes gráficas

    Invertir en una laminadora-montadora de papel de gran formato es una decisión inteligente para cualquier empresa de artes gráficas o imprenta que se dedique a la producción de impresiones de gran formato. Estas máquinas ofrecen una mejora significativa en la calidad y la durabilidad de las impresiones, a la vez que ahorran tiempo y recursos al combinar el laminado y el montaje en un solo proceso. Por lo tanto, son una inversión valiosa para cualquier negocio que valore la eficiencia y la calidad en su producción.

  • Bobinas plastificado

    Las bobinas de plastificado para laminadoras montadoras de papel de gran formato han revolucionado la manera en que se produce y protege material impreso. Estas bobinas han abierto nuevas puertas a la creatividad y a la calidad en términos de acabados y protección.

    ¿Para qué se usan las bobinas de plastificar?

    Las bobinas de plastificado son rollos de película de plástico que se utilizan en las laminadoras montadoras para cubrir y proteger documentos impresos de gran formato. El plastificado proporciona una capa protectora que resiste la humedad, el desgaste, la decoloración y las manchas, extendiendo la vida útil de los documentos y mejorando su apariencia. El uso de estas bobinas es amplio y versátil; se utilizan en una variedad de aplicaciones que van desde la producción de carteles, pancartas, gráficos de ferias comerciales, señalizaciones, hasta mapas y materiales educativos, entre muchos otros.

    Las bobinas de plastificado funcionan con una laminadora montadora que aplica calor o presión para adherir la película de plastificado al documento impreso. El proceso comienza cuando la bobina se carga en la laminadora. El documento impreso se coloca sobre la bobina y la máquina empuja el documento mientras aplica calor o presión, fusionando así la película de plastificado con el documento. El resultado es un documento cubierto con una fina capa de plástico que lo protege y mejora su apariencia.

    Tipos de bobinas para laminas

    Las bobinas de plastificado pueden clasificarse en dos categorías principales según el método de laminación que requieren: bobinas para laminar en frío y bobinas para laminar en caliente.

    Las bobinas para laminar en frío utilizan presión para adherir la película al documento y son ideales para documentos sensibles al calor como fotos o documentos impresos con tinta de inyección de tinta.

    Por otro lado, las bobinas para laminar en caliente utilizan tanto calor como presión para adherir la película al documento. Este tipo de bobinas es más común y se utiliza con mayor frecuencia para documentos que no son sensibles al calor, como los impresos con tinta de tóner.

    Tipos de acabados de bobinas de plastificado

    Además, las bobinas de plastificado están disponibles con diferentes acabados que pueden cambiar la apariencia del documento final. El acabado brillo aporta un aspecto brillante y resalta los colores, mientras que el mate ofrece un aspecto suave y minimiza los reflejos. Los acabados con efecto lino o arena proporcionan una textura única que agrega una dimensión adicional al documento.

    Comprar bobinas para plastificar

    Las bobinas de plastificado para laminadoras montadoras tienen varias ventajas. Primero, ayudan a proteger y preservar los documentos impresos, prolongando su vida útil y manteniéndolos en excelentes condiciones. Segundo, mejoran la apariencia de los documentos, lo que puede ser crucial para los materiales de marketing y publicidad. Tercero, con una gama de acabados disponibles, las bobinas de plastificado ofrecen la flexibilidad de personalizar la apariencia final de los documentos. En resumen, estas bobinas son una inversión valiosa para cualquier empresa que busque mejorar la calidad y la durabilidad de sus productos impresos de gran formato.

Hay 13 productos.

Mostrando 1-12 de 13 artículo(s)

Categoría: Laminado de gran formato

Los productos de laminado en gran formato nos permiten laminar soportes de gran tamaño, como por ejemplo banners o pósters. Podemos trabajar con ellas en caliente o en frío según las características de cada máquina. Son equipos de fácil uso y que nos permiten proteger soportes de gran tamaño aplicándoles también un acabado según nuestras necesidades.